Novedades

 

Síndrome de Ovario Poliquistico.

Es una condición en la cual una mujer tiene un desequilibrio de las hormonas sexuales femeninas.

El síndrome de ovario poliquístico está ligado a cambios en los niveles hormonales que le dificultan a los ovarios la liberación de óvulos completamente desarrollados (maduros).

Las hormonas afectadas son:

  • Los estrógenos y la progesterona,  hormonas femeninas que le ayudan a los ovarios de una mujer a liberar óvulos.
  • Los andrógenos, una hormona masculina que se encuentra en pequeñas cantidades en las mujeres.

Todos estos problemas con la liberación de los óvulos pueden contribuir a la esterilidad. Los otros síntomas de este trastorno se deben a los desequilibrios hormonales. En la mayoría de casos, el síndrome de ovario poliquístico se diagnostica en mujeres a los 20 o 30 años Las mujeres con este trastorno con frecuencia tienen una madre o hermana con síntomas similares. Las pacientes con síndrome de ovario poliquístico que presentan resistencia a la insulina  tienen tendencia a engordar con mucha facilidad, y esto agrava aún más la resistencia a la insulina, y los síntomas empeoran:  la piel se vuelve grasienta, se cae más el pelo, el hirsutismo y el acné se agudizan y se acentúan las fallas de ovulación, de fecundación y de implantación, afectando seriamente la fertilidad.

 

Por esto es necesario controlar el peso o reducirlo en caso de obesidad, siendo la dieta y el ejercicio básicos para conseguirlo.

Los síntomas del síndrome de  ovario poliquístico incluyen cambios en el ciclo menstrual, tales como:

  • Ausencia del periodo menstrual después de haber tenido uno o más períodos menstruales normales durante la pubertad.
  • Periodos menstruales irregulares, que pueden ser intermitentes y pueden ser desde muy ligeros hasta muy abundantes.

Otros síntomas del síndrome de ovario poliquístico abarcan:

  • Vello corporal extra que crece en el pecho, el abdomen y la cara, al igual que alrededor de los pezones.
  • Acné en cara, tórax o espalda.
  • Cambios en la piel tales como marcas y pliegues cutáneos gruesos u oscuros alrededor de las axilas, la ingle, el cuello y las mamas.

Las siguientes afecciones son comunes en mujeres con el síndrome de ovario poliquístico:

  • Diabetes
  • Hipertensión arterial
  • Colesterol alto
  • Amento de peso y obesidad

Se pueden hacer exámenes de sangre para verificar los niveles hormonales, que pueden incluir: 

  • Nivel de estrógenos
  • Nivel de hormona foliculoestimulante
  • Nivel de hormona luteinizante

Otros exámenes de sangre que se puede hacer abarcan:

  • Glucosa en ayunas (azúcar en la sangre) y otros exámenes para la intolerancia a la glucosa y la resistencia a la insulina
  • Niveles de lípidos
  • Niveles de prolactina
  • Pruebas de la función tiroidea

 También se puede realizar un ultrasonido transvaginal.

El aumento de peso y la obesidad es común en las personas con síndrome de ovario poliquístico. Bajar de peso, puede ayudar a tratar los cambios hormonales y los problemas de salud como la diabetes, la hipertensión arterial o el colesterol alto.  A pesar de la importancia de controlar el peso, las pacientes con síndrome de ovario poloquistico no pueden seguir cualquier plan de dieta, ya que los niveles excesivos de insulina llevan implícita una adicción a los carbohidratos. Esto es debido a que la resistencia a la insulina produce unos niveles altos  de la serotonina cerebral,  un marcador antidepresivo que suele estar muy elevado por la mañana, haciendo que estas pacientes tiendan a rechazar el desayuno.

 

Por las tardes la serotonina desciende y provoca angustia y tristeza, aumentando los impulsos adictivos hacia los dulces, chocolates y otros hidratos de carbono. Al ingerir carbohidratos al atardecer la serotonina se incrementa, ejerciendo efectos antidepresivos. Estos altibajos de la serotonina, además de inducir una adicción hacia los carbohidratos, también determinan una alimentación con un horario invertido, las pacientes con esta condición  casi no desayunan y al atardecer, cuando la insulina funciona peor es cuando más hidratos de carbono ingieren.


Desayunar poco hace que el organismo se adapte al ayuno, recurre a las proteínas de los músculos, que se utilizan como combustible, y el resto del día ahorra energía acumulando grasa de reserva, de esta forma se engorda aunque se coma poco. Por todo esto, es necesario que las pacientes con esta condición sigan una dieta que, aparte de hacerles perder peso, controle la adicción a los carbohidratos.  Es importante desayunar por la mañana, incrementando la ingesta de proteínas ya que estas controlan el hambre a largo plazo, aumentan la fuerza muscular y aceleran el metabolismo, permitiendo un adelgazamiento rápido y evitando el retorno del sobrepeso. 
Los hidratos de carbono deben ingerirse principalmente en el desayuno, ya que en ese momento la insulina los conduce a los músculos.

 

Los dulces deber tomarse también durante la mañana, ya que así mantienen la serotonina elevada durante todo el día y se evita su descenso al atardecer.

En el almuerzo no se deberían tomar carbohidratos ni dulces, y en la cena deberían evitarse totalmente, ya que la insulina funciona mal por la noche y así su nivel se eleva. 

Al no consumir carbohidratos a partir del mediodía, la insulina no se eleva y permanece baja toda la tarde y la noche.

 

Esto mejora sustancialmente la fertilidad. Al no elevarse la insulina esta no afecta el ovario y no interfiere la ovulación ni la implantación. Si además adelgaza la fertilidad se incrementa aún más. 

Los medicamentos como la metformina mejoran la sensibilidad a la insulina y aminoran sus elevaciones en respuesta a los azúcares y harinas, facilita el adelgazamiento y corrige el metabolismo azucarado, pero los medicamentos sólo funcionan cuando hay dieta.

 

 La metformina también se recomienda para:

  • Hacer que los periodos sean regulares.
  • Prevenir la diabetes tipo 2.
  • Ayudar a la paciente  a bajar de peso.

Otros medicamentos que se pueden recetar para ayudar a que los periodos sean regulares y ayudarle a quedar embarazada son:

  • Citrato de clomifeno, que ayuda a los ovarios a crecer y liberar óvulos.

Todos estos medicamentos funcionan mejor si su índice de masa corporal (IMC) es de 30 o menos (por debajo del rango de obesidad).

Con tratamiento, las mujeres con síndrome del ovario poliquístico con mucha frecuencia pueden quedar embarazadas.

Si padeces de esta condición sería aconsejable que acudieras a consulta donde un Médico Nutricionista que te brinde  una buena asesoría.